Saltear al contenido principal

Los sentidos: El Oído

Según el Instituto Nacional de Estadística, en España un 0,24% de la población es sorda. En este porcentaje se engloban los sordos de nacimiento, las personas que llevan implantes cocleares, los hipoacúsicos (pérdida parcial del oído) y, por supuesto, las personas mayores.

El conjunto de cambios auditivos en el sentido del oído a consecuencia de la edad se llama presbiacusia (como presbicia es vista cansada). ¿Por qué sucede? Hay varias razones, como un cierto engrosamiento del tímpano que le hace perder elasticidad, cambios en el nervio auditivo que dificulta percibir con claridad los sonidos agudos (de alta frecuencia). Y uno de los problemas más frecuentes son los acúfenos, una sensación periódica o constante de un sonido anormal persistente, como un silbido, un timbre, un murmullo, etcétera.

Si una persona durante su juventud trabajó en ambientes excesivamente ruidosos o fue aficionada a acudir a discotecas, a disfrutar de espectáculos pirotécnicos demasiado cerca de las explosiones, o a escuchar música con auriculares a alto volumen es posible que agrave la presbiacusia que pueda tener cuando se va haciendo mayor.

La pérdida de oído puede limitar la calidad de vida de la persona que la padece, pero siempre podemos minimizar su impacto tomando algunas precauciones en la vida cotidiana.

Consejos para no perder oído:

  • Evitar los entornos muy ruidosos (bares musicales, discotecas, lugares donde se hacen obras…).
  • Si no es posible evitar esos sitio, hay que proteger los oídos con tapones.
  • Recudir el volumen de aparatos de música, especialmente si se escuchan con auriculares o en espacio cerrados como el coche.

Y, no nos cansaremos de repetirlo, acudiendo a revisiones auditivas de forma regular. Recomendamos cada 2 ó 3 años a partir de los 45 años.

 

Relacionados:  Las funciones cognitivas | Los sentidos: El Tacto |  Los sentidos: El Olfato

Los sentidos: El Oído
5 (100%) 1 vote
Volver arriba