Saltear al contenido principal

Escoliosis, síntomas, tratamientos y cómo mejorar

Escoliosis, Síntomas, Tratamientos Y Cómo Mejorar

¿Qué saber sobre la escoliosis?

¿Qué es la escoliosis?

La escoliosis es una desviación de la columna vertebral, en el plano frontal, es decir la columna se desvía hacia un lado de la espalda. A pesar de que la columna vista de perfil dispone de diferentes curvas, vista por detrás se visualiza como una estructura recta, en el caso de tener una escoliosis, esta estructura se desviará lateralmente. No se trata solo de una desviación sino generalmente también existe una rotación de la vértebra y un aumento
de la curvatura, lo que la convierte en una alteración tridimensional de la columna.

Causas de escoliosis:

  • En la mayor parte de escoliosis se desconoce la causa, es la que se denomina Escoliosis idiopática
  • Escoliosis producidas por: traumatismos o patologías de columna (tumores…)
  • Escoliosis Congénita: se produce por un desarrollo anómalo de la columna durante la gestación.
  • Escoliosis neuromuscular: aparece en ciertas enfermedades de tipo neurológico como Parálisis cerebral, distrofias musculares entre otras.
  • Actitud escoliótica: Se trata de la desviación sin rotación vertebral, es una alteración postural que desaparece en posición sentado o bien estirado boca abajo, puede ser secundaria a una dismetría: una pierna más larga que la otra u otras alteraciones que provoquen una desviación.

La escoliosis aparece principalmente en la infancia y la adolescencia, en casos leves, puede pasar desapercibida por no provocar síntomas y visualmente puede ser difícil de apreciar. La gravedad de la enfermedad dependerá del grado de curvatura que se presente y los tratamientos también irán en función de la situación y fase en la que se encuentre.

Uno de los sistemas que se usan para evaluar el nivel de gravedad de la escoliosis es el ángulo de Cobb, que se realiza mediante una radiografía frontal.

Principales síntomas de la Escoliosis

A pesar de que va a variar mucho, y que en algunos casos pasará asintomática y no se detectará hasta que se realice una radiografía, algunos de los síntomas pueden ser:

  1. Percibir una Asimetría a nivel de omóplatos, con lo que un hombro está más elevado que el otro
  2. Un lado de la cadera es mas alto que el otro.
  3. Las costillas de un lado pueden sobresalir más que en el otro lado.
  4. Rotación de la cadera
  5. Visualización de una giba en un lado de la columna
  6. Dolor de espalda

Ejercicios y tratamientos específicos de la escoliosis

Existen muchas maneras de tratar la escoliosis y muchas veces los tratamientos que aplicamos pueden variar en función del grado de desviación con el que nos encontremos. Dependiendo del caso, a través de la fisioterapia y de diferentes ejercicios, podemos mitigar los diferentes síntomas de la escoliosis. Sólo son los casos extremos de escoliosis los que serán candidatos a intervención quirúrgica, cuando se da el caso de una desviación de la
columna demasiado pronunciada y pone en riesgo la salud del paciente.
Uno de los métodos que funciona mejor para aliviar los síntomas de la escoliosis es la fisioterapia. A través de diferentes ejercicios podemos fortalecer los músculos de alrededor de la columna para que “soporten” este desvío en la espalda y repetir mucho mejor las fuerzas. Algunos de los métodos que solemos recomendar para combinar con la fisioterapia son:

  • Natación: Hay distintas formas de natación que ayudarán en este caso
  • Ejercicios específicos en el agua
  • Pilates: gracias a estos ejercicios que se proponen en pilates podemos lograr una
  • mejora en el control de tu postura, así como una buena fortaleza muscular.
  • Estiramientos para conseguir una mayor relajación muscular y trabajar las articulaciones.

Los ejercicios que os proponemos aquí son a nivel genérico. En Grup Fisioderm trabajamos cada caso individualmente y trabajamos adecuándonos a las necesidades de nuestros pacientes. Lo que en un caso de escoliosis puede funcionar de maravilla quizás en otro requiere de otro tipo de rutinas y pautas de trabajo así que antes de practicar cualquiera de estos ejercicios contactad con un fisioterapeuta que os lleve vuestro caso en concreto.
Es muy importante que al detectar la escoliosis seamos perspicaces y reaccionemos intentando poner solución a este problema. Tal y como hemos comentado, las opciones son varias y desde Grup Fisioderm os animamos a que os pongáis en manos de especialistas.

Valoración del contenido
Volver arriba