Saltear al contenido principal

¿Qué es la articulación temporo-mandibular y cuáles son sus trastornos?

La articulación temporo-mandibular (ATM) está situada entre el cráneo y la mandíbula, formada por el hueso temporal y el maxilar inferior. Tenemos dos articulaciones, situadas, cada una, justo delante del conducto auditivo externo (oído). Se palpa con facilidad.  Si colocamos los dedos delante del oído podemos notarla al abrir y cerrar la boca.

Se trata de una de las articulaciones más complejas que tenemos, es la única que trabaja conjuntamente con el lado opuesto sincrónicamente.

Consulta nuestros tratamientos de ATM.

Esta articulación está formada por músculos, ligamentos y tendones que son los responsables de que la mandíbula tenga movimiento, con la particularidad de que también dispone de un menisco, llamado disco articular, similar al que tenemos en la articulación de la rodilla, que absorbe los golpes de la articulación debidos al movimiento y a la masticación.

Gracias a todas estas estructuras que facilitan el movimiento, podemos masticar, hablar y bostezar.

Los trastornos de la articulación temporo-mandibular, son problemas que afectan a esta articulación y a sus estructuras, las patologías se pueden clasificar según su ubicación en:

  Alteraciones en el disco articular: como desplazamientos discales..

  Alteraciones musculares:

  • Bruxismo céntrico: Se denomina a la acción de apretar los dientes por una contracción muscular. Se produce una sobrecarga y contractura de la mandíbula que provoca dolor.
  • Bruxismo excéntrico: también llamado de frotamiento, los dientes rechinan y se produce un desgaste dentario.
  • Mioespasmo: contracción muscular, involuntaria y repentina
  • Mala oclusión dental: significa que la alineación o el encaje entre los dientes superiores e inferiores no es correcta.

Alteraciones articulares

  • Subluxaciones: pequeño desplazamiento del cóndilo, pero las superficies articulares están en contacto.
  • Luxaciones: separación completa de las superficies articulares
  • Sinovitis: irritación o inflamación de la cubierta sinovial o revestimiento de la articulación
  • Capsulitis: es la inflamación de la cápsula articular

Por lo tanto como las alteraciones pueden ser diversas, la sintomatología también es muy variada, entre la que podemos destacar:

  • Ruidos articulares al hablar, masticar o bostezar.
  • Tensión muscular y dolor que se incrementa al masticar, hablar o reír.
  • Sensación de bloqueo de la mandíbula
  • Dificultad para abrir la boca
  • Acúfenos o ruidos auditivos.
  • Dolor facial
  • Dolor de cabeza o cefalea
  • Dolores cervicales.

En función de los síntomas se requerirá de diferentes especialistas para su diagnóstico aunque el odontólogo es el que con más frecuencia detecta esta patología

El tratamiento variará en función del tipo de lesión, pero se recomienda que sea siempre conservador como:

– Técnicas de higiene articular basado en: evitar despertar el dolor con movimientos que causen los síntomas como, bostezar, comer alimentos duros, mascar chicle.

– Tratamiento farmacológico con:

  • Analgésicos
  • Antiinflamatorios
  • Relajantes musculares
  • Toxina botulínica inyectada para relajar la musculatura
  • Infiltraciones con corticoesteroides en casos excepcionales.

– Uso de férulas de descarga

– Fisioterapia

– Cirugía: en casos resistentes a los tratamientos conservadores se puede recurrir a la cirugía, aunque no siempre los resultados son los esperados.

Actualmente la Fisioterapia especializada en trastornos de la Articulación Temporo-Mandibular (ATM), es una herramienta muy eficaz para tratar este tipo de patologías. El objetivo principal es tratar de forma directa la articulación mediante diferentes técnicas e instrumentos como son:

–          Técnicas de liberación por presión: Terapia de Puntos Gatillo.

–          Terapia Manual a nivel articular

–          Masaje intra y extra-bucal

–          Técnicas Miotensivas

–          Técnicas Miotensivas

–          Electroterapia: US, TNS, TONOLISIS

–          Cinesiterapia

Como en muchos otros trastornos, el tratamiento de las alteraciones de la ATM es importante que sea multidisciplinar incluyendo todos aquellos profesionales que ayuden a dar un enfoque holístico a la recuperación de la persona afectada.

autora:    Lucy Baglivo

Fisioterapeuta col. 7140

 

Valoración del contenido
Volver arriba