Saltear al contenido principal

Los sentidos

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me dio dos luceros que cuando los abro
Perfecto distingo lo negro del blanco
Y en el alto cielo su fondo estrellado
Y en las multitudes el hombre que yo amo.

Estos conocidos versos de Violeta Parra son un canto a los sentidos, que nos proporcionan la información necesaria para relacionarnos con el mundo de manera segura e independiente. Luz, sonidos, sabores, frío, calor, dolores, olores, caricias, cosquillas y besos son una parte de todo lo que somos capaces de sentir.

Nuestro cerebro procesa toda esa información y nos la devuelve en la forma adecuada, pero ¿sabéis qué partes del cerebro recibe casa sentido? A modo de curiosidad,

  • El tacto corresponde a la parte superior central de la cabeza, como una diadema.
  • El gusto y el oído en la parte lateral, más o menos encima de las orejas.
  • La vista, en la parte posterior de la cabeza, debajo de la coronilla.
  • Y el olfato en la parte más central interior del cerebro, entre las sienes.

Con la edad, los órganos encargados de transmitirnos las sensaciones sufren cambios y los sentidos pierden agudeza. Nos cuesta más percibir los estímulos del entorno, que deben ser más intensos y duraderos que tiempo atrás. Aunque algunos cambios sean inevitables, es posible reducir su impacto:

  • Cuidando las partes del cuerpo relacionadas con los sentidos.
  • Incorporando ayudas técnicas que compensen las dificultades (audífonos, gafas, etcétera).
  • Y generando estrategias para aprender a convivir con estos cambios. ¡Imaginación al poder!

Hoy empezaremos con el sentido del gusto, evocando los sabores primarios. Para ello, os proponemos un juego en el que podéis involucrar a vuestra familia.

La lengua es la encargada del sentido del gusto. Pero no toda la lengua es igual. Cada zona detecta un sabor específico. La punta reconoce el dulce y el salado. Los laterales lo agrio y lo ácido y la parte de atrás el sabor amargo.

Os dejamos una lista de alimentos para que nos digáis a qué zona de la lengua corresponden. La solución, el 14 de febrero en nuestro Facebok.

  • Sal.
  • Miel.
  • Anchoa.
  • Yogur natural.
  • Cacao puro.
  • Lima.
  • Piel de limón.

Valoración del contenido
Volver arriba