Saltear al contenido principal

¿CÓMO SE DEBEN USAR LOS INHALADORES?

¿CÓMO SE DEBEN USAR LOS INHALADORES?

Como ya sabemos, existen muchos tipos de fármacos y vías de suministración diferentes para estos. La vía inhalatoria es una de ellas. Esta vía se usa, especialmente, en patología del sistema respiratorio ya que facilita el acceso al sistema broncoalveolar, dando una acción directa y más rápida que otras vías. Además, introduce menos fármaco, por tanto, existen menos efectos adversos.

Actualmente, el dispositivo de vía inhaladora más utilizado en nuestra sociedad es el inhalador de cartucho presurizado o, también denominado, inhalador de dosis media (MDI). Estos inhaladores engloban muchos dispositivos diferentes.

El inhalador de cartucho presurizado convencional, es el más utilizado y consiste en un cartucho que se introduce dentro de una carcasa.

INHALADOR CARTUCHO

Este mecanismo contiene una válvula que permite liberar una dosis de fármaco fija con cada pulsación que realizamos. De esta forma, este dispositivo da múltiples ventajas como ser ligero y fácil de transportar, también es barato, proporciona una dosis exacta, no requiere de medidas de conservación y, además, el fármaco se encuentra en un ambiente estéril. Por otro lado, el inconveniente principal que se ha observado es que hay un elevado depósito de fármaco que queda en la orofaringe, se calcula que solo un 10% llega al pulmón.

¿Cómo lo debemos suministrar?

Es importante realizar su toma de forma correcta. Uno de los inconvenientes que presenta el dispositivo es que precisa de coordinación entre la pulsación del dispositivo para liberar el fármaco y la inspiración respiratoria para introducirlo en el sistema respiratorio. A continuación, describiremos por pasos la forma correcta de inhalación del dispositivo:

  1. Destapar el dispositivo
  2. Agitarlo
  3. Espiración respiratoria (sacar el aire de los pulmones)
  4. Poner el dispositivo en la boca
  5. Inspirar lentamente mientras pulsamos el dispositivo
  6. Realizar una apnea (interrumpir la respiración) durante 10 segundos aproximadamente
  7. Enjuagar la boca (muy importante, para prevenir la candidiasis oral, es decir hongos en la boca)
  8. Limpiar el dispositivo con un pañuelo seco

Es importante agitar bien el dispositivo ya que la dosis liberada puede cambiar si no se agita correctamente porque el fármaco activo se encuentra en suspensión mezclado con el gas que lo propulsa.

Para limpiar el dispositivo se debe extraer el cartucho y limpiar una vez semanalmente la carcasa de plástico y el protector bucal con un paño húmedo.

Este dispositivo no nos permite saber la dosis exacta que aún queda dentro del cartucho. Una forma aproximada de saberlo es poner el cartucho (sin la carcasa) en un vaso de agua. Si se hunde, está lleno, si  queda en posición vertical está a la mitad y si flota significa que está vacío.

¿Qué es una cámara espaciadora?

Consiste en un dispositivo que se coloca entre el cartucho presurizado y la boca, de esta forma facilitamos la técnica de inhalación ya que no necesitamos la coordinación entre la pulsación y la espiración, además de mejorar su eficiencia hasta un 20% y disminuir la absorción oral e intestinal de tal manera que disminuyen los efectos secundarios.

cámara espaciadora

¿Cómo se usa?

El método de utilización es muy similar a la toma directa del cartucho presurizado:

  1. Destapar el dispositivo
  2. Agitarlo
  3. Montar el dispositivo a la cámara (comprobar que sean compatibles los orificios) y colocarlo en la boca
  4. Disparar
  5. Contar hasta 10 mientras se está respirando
  6. Enjuagar la boca
  7. Limpiar

En caso que tengamos que hacer varios disparos el procedimiento se repetirá en cada uno. Se ha comprobado, que si se realiza el disparo de uno en uno llega hasta un 20% del fármaco al pulmón, en cambio si se hacen los disparos  seguidos se disminuye al menos un 5%.

En pediatría se debe utilizar siempre la cámara espaciadora, ya sea con mascarilla o sin ella. En lactantes y niños no colaboradores se debe usar la cámara con mascarilla facial que cubra, solamente, la boca y la nariz.

CÁMARA CON MASCARILLA

A partir de los 3-4 años de edad se debe retirar la mascarilla ya que aumenta el depósito pulmonar.

Existen diferentes tipos de cámaras. Es importante el material de fabricación de la cámara ya que su vida será más o menos larga. Por ejemplo, las cámaras metálicas o de plástico resistente disminuyen la carga electroestática y prolongan su vida, además de suministrar mayor cantidad de fármaco al pulmón. No obstante, no todas están financiadas por la Seguridad Social. Por otro lado, existen las cámaras de plástico clásicas que tienen un elevado efecto electroestático en las paredes atrayendo las partículas y disminuyendo su vida activa, una forma de disminuir dicho efecto es lavar la cámara con detergente suave, enjaguar y dejar secar al aire, sin frotar. Este tipo de cámaras se deben cambiar, al menos, una vez al año.

Autora:  Mireia Massó

Fisioterapeuta col. 10533

Especialista en fisioterapia respiratoria.

 

 

Bibliografía
Úbeda Sansano MI, Cortés Rico O, Montón Álvarez JL, Lora Espinosa A, Praena Crespo M. Dispositivos de inhalación. El Pediatra de Atención Primaria y los dispositivos de inhalación. 2013.
Plazaa V, Calle M, Molina J, Quirce S, Sanchis J, Viejo JL, et al. Validación externa de las recomendaciones del Consenso multidisciplinar sobre Terapia Inhalada. Arch Bronconeumol. 2012;48(6):189–196.
Giner Donaire J, Tálamo Carrilo C, Plaza Moral V. Consenso SEPAR-ALAT sobre terapia inhalada. Arch Bronconeumol. 2013;49(1):2-14.
 
 
¿CÓMO SE DEBEN USAR LOS INHALADORES?
5 (100%) 1 vote
Volver arriba